NUESTRO STAFF: PROFESOR RODOLFO RAFAEL MAGRI

Seguimos conociendo a los responsables de llevar adelante los diferentes departamentos de nuestra asociación, en este caso el minibasquet.

Rodolfo Magri, llega al básquet de la mano de su hermano, Rubén “topo” Magri, histórico jugador  y entrenador que pasara por las cancha de la zona, como jugador, “Rody” jugó en el mini de Tic-Tac y en las formativas Sarmiento y Sport Club y posee más de 20 años de experiencia en la gestión deportiva, y en los últimos años se desempeñó como dirigente en categorías formativas de Sport Club Cañadense. Además, es profesor de educación física y entre innumerables capacitaciones, podemos destacar su post título en gestión institucional.

 

¿Cómo surge la posibilidad de que te incorpores a trabajar en la asociación como coordinador del mini básquet?

Desde la Asociación Cañadense querían desarrollar el departamento de Minibasquet, convencidos de que es el cimiento necesario para construir el futuro. Si bien uno tiene una vida participando en el ámbito deportivo desde diferentes lugares, entre ellos muchos años en el básquet formativo; no te voy a negar que fue una sorpresa la designación. Estoy muy agradecido y es un orgullo, lo tomo como un hermoso reconocimiento al trabajo y la capacitación de tantos años en la gestión del deporte. No deja de ser un gran desafío, pero estoy convencido de que hay que disfrutar el proceso.

 

¿Cuáles crees que son los aspectos de a mejorar de manera inmediata?

El proyecto es simple y muy ambicioso. Vamos trabajar en todos los aspectos, pero con sinceridad, no comparto los procesos que buscan resultados inmediatos, no son duraderos.

Es conocido el gran esfuerzo de los clubes de “la cañadense” desde la dirigencia, entrenadores, entrenadoras y familias por “el Mini”, pero tenemos un potencial muchísimo mayor del que vemos y del que creemos; la informalidad, es un aspecto común en todo el deporte formativo argentino, ese elemento es clave a trabajar. Hoy estoy en este lugar para colaborar, si uno se enfoca en trabajar con humildad y profesionalismo, los resultados van a llegar antes de lo planificado.

 

¿Cuáles son los pilares de tu proyecto?

Para mí el Minibasquet es una HERRAMIENTA determinante, por eso pongo el foco en el valor de la enseñanza y la alegría de aprender.

Los años de en “el Mini” deben ser la base del desarrollo de las futuras generaciones de jugadores y jugadoras, y es crucial que le demos la importancia que se merece, a través de capacitaciones, mayor cantidad de juegos y eventos bien organizados. En este concepto, el juego y diversión para la familia, sirve como motivación para un mejor desarrollo de las actividades sociales que involucren a entrenadores/as, árbitros, oficiales de mesa, los jugadores/as y toda la comunidad.

El propósito de cada actividad debe ser ayudar al desarrollo del niño y la niña, usando Minibasquet como medio tanto para la inclusión, como para ejercitar sus habilidades ya sean motoras, mentales y sociales.

 

¿Tenés algún plazo marcado o van a ir viendo paso a paso como la situación de la disciplina se va desarrollando?

Estamos en plena gestación de algo nuevo, es un camino largo, y como se dice: “para saber dónde queremos estar o como lo logramos, lo primero es saber dónde estamos”, por eso en una primera etapa comenzamos con un diagnostico general, involucrando a todos los actores que hacen el Minibasquet.

Por otro lado, la pandemia llego y hoy el mundo nos plantea nuevos paradigmas, estamos trabajando y proyectando en post de generar nuevos y mejores contextos para que los Clubes se encuentren, siempre inspirados por el “espíritu del Mini”.

La estructura del Mini sostuvo, sostiene y sostendrá la estructura del básquet del Club.

El Departamento de Minibasquet de la ACB será un lugar de encuentro con los/as entrenadores/as, las familias, los/as dirigentes.

El objetivo diario es claro, trabajar para los niños y las niñas, disfrutar la tarea y hacer del MINI la más hermosa de las herramientas para EDUCAR Y ENSEÑAR.

Menú